Veinte años del Premaster-Programa de profundización en la problemática de la empresa (I)

Palabras dirigidas por Susy Inés Bello Knoll, el día 11 de abril de 2012 en el acto de festejo de los 20 años del Programa.

 

Sr. Decano, Sres. Miembros del Consejo Académico de la Facultad de Derecho, representante del CUDES, queridos profesores, coordinadores, tutores, graduados del Premaster, amigos.

Hace 10 años abría el festejo recordando una antigua baguala del noroeste argentino que dice: “La naranja nació verde, y el tiempo la maduró”.

Este programa de Premaster ha seguido madurando no sòlo con el tiempo sino con el esfuerzo de sus ahora màs de 600 cursantes, sus profesores, sus coordinadores, sus directores y sus creadores.

Hoy quiero irme a la otra punta ancestral de nuestro país y recordar que para los tehuelches todas las cosas tienen explicación. Todo ha nacido de alguna manera, ya sea queriendo o sin querer y la mayoría “hace tantos años que no se pueden contar”.  El Premaster nació por el sueño de algunos y ya se le pueden contar 20 años. Preside este acto el “Choiols” allí arriba que en lengua tehuelche es el “Rastro de avestruz en el cielo”, según la leyenda que cuenta un paisano mío. En todos estos años nosotros también hemos caminado bajo la Cruz del Sur que está allí en el escudo de esta querida Universidad Austral y así siguiendo las huellas de otros nos hemos comprometido y los comprometimos, como decía Escrivá de Balaguer, “a trabajar para contribuir al bien de los demás desde la propia vocación”.

Hoy es un día de júbilo y por eso estamos cantando con el coro Plátanos. El canto suscita regocijo aunque según el Padre Nocetti, según dice, en alguna de sus fábulas con valores, suscita a veces problemáticas discusiones.

Así en una ocasión los pájaros de nuestras pampas discutieron acaloradamente sobre quién era el mejor cantor entre ellos, si la calandria, el cardenal o el zorzal que eran los más votados y empezaron a aparecer algunos peligrosos fanatismos.

A alguien se le ocurrió recurrir al sabio así que fueron a pedirle al búho que se dignara a realizar el arbitraje. El búho aceptó el pedido y le pidió a todos los pájaros que estuvieran presentes un día y a una hora determinada para escuchar a los cantores y dar el veredicto.

Ese día cantó primero la calandria con su ritmo casi de folklore sureño y recibió aplausos respetuosos. Siguió el cardenal subiendo y bajando escalas diatónicas y cromáticas moviendo de vez en cuando el copete lo que levantaba suspiros. Por último cantó el zorzal con su canto robusto y lleno de sentimiento, hinchando su pecho y recibió una cerrada ovación.

El búho muy parsimonioso dijo: “Antes de dar el veredicto quiero que cante el jilguero”. Nadie dijo nada pero la verdad es que al jilguero nadie le habia prestado mucha atención aunque tenía un canto bonito. El canto del jilguero fue como un canto religioso acompañado por un violín y hasta la calandria derramó una lágrima mientras lo escuchaba. Entonces, habló el búho y dijo: Todos han quedado admirados con el canto de nuestros hermanos que han dado lo mejor de sí. Estarán de acuerdo en que no es necesario determinar quien es el mejor por eso declaro que todos estos pájaros son merecedores de nuestro mayor reconocimiento.

Por eso, como directora saliente de este Premaster, me atrevo a declarar que todos y cada uno de ustedes con sus cualidades y sus valores han formado  un afinado coro como alumnos, profesores y tutores y por ello son merecedores de agradecimiento, ovación y aplauso. Muchas gracias!

El especial agradecimiento a Ignacio Stegmann, Master IAE y Presidente de 3M Argentina S.A. que cumple 60 años de Innovación en Argentina y que ha aceptado la invitación de estar aquí para dirigirnos unas palabras sobre el abogado en las empresas.

Roberto Bosca, Ignacio Stegmann como presidente de 3M Argentina S.A., Martín Caselli, Susy Bello Knoll, Carlos González Guerra y Laureano Mones Cazón



Artículos Relacionados

Deja un comentario